CASA LA CURRA

Introducción

No sé si es porque hacía muchos años que no iba, por el buen comboi del almuerzo, por el producto o por la solera de La Curra pero lo que tengo claro es que este almuerzo me supo a gloria.

Fuegos de la curra

El espacio

El espacio es muy grande, tiene un amplio comedor, un pasillo que lo une a la zona de la barra del bar, en este pasillo se encuentran los fuegos dónde se encuentra el surtido y donde se puede ver como cocinan a leña el producto y las paellas.

El esmorzaret

Como ya os he comentado disfruté mucho del almuerzo, fue un esmorzaret reposado, en la terraza y en buena compañía.

Surtido esmorzaret – La Curra

La dinámica de la curra es un tanto peculiar, al llegar lo primero que hay que hacer es echarle el ojo a una mesa, luego acudir al pasillo dónde están los fuegos y elegir el contenido del bocadillo, tienen un surtido sencillo pero muy bueno, tortillas, embutido, morcillas, patatas y pisto… y me comentó que según lo que se pida también te lo pueden hacer al momento, yo me limité a lo que había junto a la lumbre e hice un “ponme de todo”, así es que me quedó un bocata muy majo y bueno: tortilla de patatas con cebolla, longaniza, morcilla y pisto. El Pan era bueno y el contenido también así que perfecto.

Bocadillo de tortilla, embutido y pisto

Tengo que reconocer que el gasto no lo probé, básicamente porque estaba expuesto en una mesa al entrar al alcance de cualquiera y la verdad ahora con todo el tema covid soy bastante precavido.

Cremaet de Casa La Curra

Para rematar pedimos cremaets, para mi gusto demasiado dulce y un poco aguado.

Curiosidades

Situado a las afueras de Torrente, este restaurante años atrás hacía las funciones de un venta dónde los vecinos de los pueblos colindantes bajaban para comprar ya que antiguamente también era un ultramarinos, actualmente a la vez de bar y restaurante también es panadería y estanco.

Despedida

El almuerzo es una experiencia en la que juegan muchos factores, el sitio, la compañía, el producto, la solera, etc… y cuando un lugar aúna varios de ellos es para repetir todos los días.

Me han chivado que sus paellas a leña y chuletas de cordero son espectaculares, habrá que probarlas.

Paella La Curra

Otras recomendaciones

Si eres de los que te flipan los sitios con solera te recomiendo visitar Casa Herminia, el Bar Cristobal o la Taberna Amparín,

ALENAR BODEGA MEDITERRÁNEA

Un trocito de mediterráneo destilado en una pequeña bodega del centro de Valencia, así definiría mi experiencia a cualquiera que me preguntase sobre el almuerzo en Alenar.

Carta – Bodega Alenar

Muy cerca de la plaza del ayuntamiento Jordi decidió abrir una taberna donde servir producto de gran calidad manteniéndose fiel a sus raíces, sabores y olores de su infancia… Así que, cuando se puso a trabajar con Carlos y Tomi (Twomany chefs) para diseñar su carta la premisa era clara: Todo debe respirar y oler a la Marina Alta y al mar que baña la comarca valenciana.

El espacio

Local pequeño, con un mobiliario de aquellos bares antiguos de toda la vida pero con un aire actual, mesas y barra de mármol, sillas de madera estilo onet, un mural maravilloso de un banco de caballas pintado por Gisela Talita conforman un espacio en el que apetece tomarse un vino, una cerveza, una tapa y un “esmorzar” de nivel.

El esmorzaret

Voy a ir al grano, me pareció una almuerzo brutal: brutal por el producto, brutal por los sabores, brutal por lo bien combinados que están y lo cuidado de cada uno de los detalles de cada bocadillo, plato y salsa. Para mí es el claro ejemplo de un gastro esmorzaret, un almuerzo sencillo pero bien pensado, un almuerzo de los de toda la vida, con sus ingredientes tradicionales del mediterráneo trabajados para sacarles todo su potencial.

Ya sabéis que soy muy fan de las Gildas, así que en cuanto las vi en la carta no pude resistir pedir unas cuantas.

Arrancamos con una ensalada espetacular, basada en la tradicional Coca de la Safor: fresca, sabrosa y con un toque a brasa que me dejó muy loco… fruto del tostado a fuego que le dan al capellán. La ensalada va acompañada de un panecillo hecho con masa de coca en un horno de Ontinyent.

Ensalada Coca de la Safor – Bodega Alenar

Probamos 4 bocadillos y… Señores y señoras, a cada cual más bueno. Empecé por el de sabores más ligeros y frescos, el de caballa con pimientos, directamente me catapultó a las cenas de verano a la fresca. Luego probé el bocadillo de pollo al ast con patatas, casi lloro al recordar los sabores de la cocina de mi abuela… puedo parecer exagerado pero cuando la comida me lleva a momentos del pasado me parece una maravilla. Volviendo al pollo os tengo que decir que la carne era sabrosa, tierna y con matices a especias y si esto te lo encuentras dentro de un pan crujiente y ligero puedo afirmar que se ha convertido en uno de mis bocadillos TOP de Valencia para almorzar.

Llegó el turno del bocadillo de figatells, un clásico del almuerzo valenciano, simplemente diré que no he probado figatell más bueno. Las habitas, de 10, tiernas y turgentes en su justa medida.

Bocadillo Figatells con habas – Bodega Alenar

Y por último, otro clásico del esmorzaret con nombre propio, la brascada de luxe… la foto habla por si sola pero os voy a contar algunas cosas que seguro que os gustará saber: la carne está cocinada inspirándose en el pastrami pero de una manera más sencilla: se marina, se cuece, se enfría y se lamina… esto my friends le da un sabor muy fino. Por otro lado, la cebolla se cocina con un fermento y eso my friends también marca la diferencia (este tipo de cosas no las suelo poder percibir pero son los detalles que hacen que me flipe un bocadillo).

Bocadillo de Brascada – Bodega Alenar

Y llegó el turno de los cremaets, sabía que tenían un postre inspirado en la joya de la corona del almuerzo valenciano, difícil reto, así que fui que puse toda la carne en el asador: pedí un cremaet normal y un tiramisú de cremaet. Y ahí va mi reflexión, me pareció un acierto la manera de fusionar estas dos maravillas, y creo que es muy complicado hacer una reinterpretación del cremaet en formato postre ya que el cremaet por si solo tiene mucha personalidad. He probado varios postres inspirados en este combinado pero ninguno me ha gustado hasta que he probado este, y creo que es, en mi humilde opinión, porque sigue siendo un postre pero que te transporta a los sabores del cremaet y no es un cremaet hecho postre… ¿me he explicado bien? espero que sí y si no, lo mejor que podéis hacer es probarlo vosotros mismos.

Curiosidades

Una de las cosas que más llama la atención es que todos estos manjares los hacen únicamente con un horno que tienen detrás de la barra, toda la carta está diseñada para que se pueda hacer sin necesidad de fogones o una cocina completamente equipada y eso, yo que he llevado un restaurante en el que nos enfrentamos con la misma situación, me parece una genialidad.

En estos tiempos que estamos viviendo, post covid y con todas las medidas de higiene, me encantó ver y percibir que para Jordi, y todo su equipo, era una prioridad hacer las cosas bien, parece una obviedad pero como comensal se agradece mucho y seguramente es un reflejo de como afrontan muchos otros aspectos del día a día.

Para despedirme voy a ser breve, me flipan los sitios en los que el producto está cuidado al más mínimo detalle y donde hay una historia y un porque de las cosas, Alenar bodega mediterránea tiene esas dos cosas y por eso estaba claro que debía tener una tercera cosa… la insignia esmorzaret.

Bodega Alenar

Otras recomendaciones

En la linea de este gastro esmorzaret quizá os guste también visitar otros espacios en los que se respire una pasión y cuidado del producto tales como el Rausell, el Bar Mistela o el Trinquet de Pelayo.

EL ASTRÓNOMO

La sencillez hecha grande, es lo que se me viene a la cabeza para expresar las sensaciones cada vez que he comido en el Astrónomo… no sabría decir exactamente que es pero hay lugares en los que cuando entras todo parece funcionar, dónde las cosas parecen estar colocadas dónde tienen que estar, son sensaciones imperceptibles pero es lo que hace que quieras volver, repetir y pasar un buen rato disfrutando de la comida con los amigos… pues esto señoras y señores es lo que sucede tanto en el Astrónomo como en el Observatorio… Sergio Mendoza es ese mago en la sombra que, como si de un director de arte se tratase, aplica la proporción áurea del diseño tanto al espacio como a los platos.

La cocina del astrónomo

El Astrónomo acaba de entrar en mi TOP 5 de espacios Gastroesmorzaret, así que a partir de ahora veréis la Insignia Esmorzaret en su puerta.

El espacio

Ubicado al lado del mercado de Jesús, el Astrónomo respira sencillez, una atmósfera entre tradición y modernidad difícil de explicar, donde se mezcla mobiliario dispar, piezas antiguas vueltas a la vida y lamparas de diseño hechas a mano.

Dispone de mesas tanto dentro como en la terraza.

El esmorzaret

En el astrónomo le han dado una pequeña vuelta, gastronómicamente hablando, al esmorzaret. A cada plato le dan un punch extra que no te esperas y que mola mucho, por ejemplo: las aceitunas están ahumadas, los altramuces los sirven con mantequilla y sal negra, al mítico bocadillo de panceta con coliflor lo catapultan a otro nivel gracias a su mayonesa hoisin y al hecho de cocinar la panceta a baja temperatura… y así en cada plato hasta llegar al cremaet.

Cada uno de los elementos del almuerzo valenciano se pide por separado, así cada uno estructura como prefiere picaeta, tapas, bocadillos y café.

Nosotros arrancamos con unos licuados de apio para beber, sí… habéis oído bien y al verdad es que me encantó, refrescante, ligero y no mata el sabor de ninguno de los platos, también os tengo que decir que tienen cerveza, vino, agua… y gin tónics para luego.

Arrancamos con las aceitunas ahumadas y los altramuces con mantequilla los cuales me parecieron brutales.

El gasto – Astrónomo

Continuamos con los bocatas, probamos los 3 y me gustaron los todos pero tengo que decir que cuando regrese me pediré de nuevo el de panceta con coliflor y mayonesa hoisin, ¡me encantó!. Y ojo porque el de sepia a la brasa con jamón y alioli también me pareció brutal, equilibrado y una mezcla de sabores de esas que te piden otro bocado. Y por cierto, una de las cosas que más valoré es el increíble pan con el que trabajan, ligero, sabroso y crujiente.

Bocadillo panceta, coliflor y mayonesa hoisin

Y para terminar tuve que tirar de las orejas a Sergio porque no tenía cremaet, pero raudo y veloz se puso manos a la obra y a partir de ahora ya lo tienen en su carta.

Me pareció un almuerzo sabroso, de cantidad perfecta para poder continuar con la mañana y con un precio acorde con la calidad, así que como frase final os diré que ya tengo ganas de volver.

Si queréis echar un vistazo a otros espacios donde encontrar lo que yo considero lugares de “Gastro Esmorzaret” no dudéis en visitar, entre otros, los siguientes posts:

La Cantina de Ruzafa

La cantina de ruzafa es un oasis del almuerzo en medio de la ciudad. Verduras, realfood, buena cocina, inmejorable atención y mucho cariño en los platos.

El Espacio

Cuando entras por ese largo pasillo no piensas que al final te encontrarás un espacio tan amplio con piedra vista, con un patio luminoso y lleno de verdura allí donde mires.

Picaeta – Gasto

El Esmorzaret

No sé si fue la luz, los colores, la tranquilidad de la cantina o que había hecho deporte antes de almorzar pero el recibimiento visual de la picaeta fue inmejorable, como extra especial al “gasto moment” había nueces y habas frescas todavía por pelar, brutales las aceitunas picantes.

Para el momento del Almuerzo puedes optar entre dos posibilidades:

  • De bocadillo: a elegir entre dos pataquetas pequeñas.
  • Al plato – normalmente guisos (espectaculares)
  • Tienen opciones veganas.

Nosotros lo queríamos probar todo… pero comó todo en la vida… tuvimos que elegir, éramos varios así que unimos nuestras fuerzas y lo compartimos, ahí va lo que probamos:

Coquetes de escalibada
  • Calçots con salsa romesco – fuera de carta de almuerzo.
  • Coques de pimiento rojo y anchoas – fuera de carta de almuerzo.
  • Pataqueta de habas con morcilla (brutal!!! , la combinación con la salsa de tomate y esa fina patata frita derriten a cualquiera)
  • Pataqueta de habas con morcilla Vegana, sí señoras y señores estaba espectacular, obviamente no es excatamente lo mismo pero tampoco no es necesario buscar la réplica perfecta, son sabores y texturas similares que sinceramente me encantaron.
  • Pataqueta de longanizas, al primer bocado supimos de inmediato que ibamos a pedir otra.
  • Guiso de ciervo con calabaza y manzana – ¡Madre mía! quiero probar los demás guisos que hacen y eso quiere decir que tendré que volver.CalçotsPataqueta Morcilla y habasPataqueta longaniza y patatasGuiso de Ciervo con calabaza y manzana

Y por último amigos míos un cremaet, ni fuerte ni flojo, ni aguado ni denso, un cremaet para tomar lentamente y sin prisas, de esos que se disfrutan y que piensas: está bueno… ¡está muy bueno!

Cremaet – La Cantina de Ruzafa – Esmorzaret

Curiosidades

Este espacio lleva toda la vida en Ruzafa, ha sido desde una fábrica de instrumentos artesanales hasta un espacio de autogestión cultural, social y político.

Despedida

Un oasis de comida fresca y colores en pleno Barrio de Ruzafa.
Verduras, carnes, pataquetas y guisos conforman su paleta para disfrutar del esmorzaret.

BAR L’ALCÚDIA – Vall d’Uixó

Estos son los sitios que me flipan, sitios en los que su esencia y solera te atrapan, donde los parroquianos acuden diariamente a almorzar, donde las personas que pasan por tu mesa te dan el “bon profit”, donde el producto es de la tierra y está cocinado de manera tradicional.

Bar L’Alcúdia – Esmorzaret

El lugar

En este esmorzaret @capitacomboi como nos hizo de anfitrión, nos llevó a tomat un auténtico almuerzo valenciano a uno de sus sitios preferidos, después de la comilona paseamos por la Vall d’Uixó y mientras nos enseñaba su pueblo nos iba contando anécdotas y tradiciones de la zona. Una de las cosas que más me gustó es que una de las calles a las que da el bar es la calle donde se juega a pilota valenciana.

Lo primero que vimos al entrar en el Bar l’Alcudia fue un cremaet en la barra a punto de ser servido, sus tres colores indicaban que era un cremaet de nivel! nos acercamos a la vitrina y @almorsar_et, que ya es perro viejo en esto de los almuerzos, propuso hacer un variat de todo, así que no lo dude ni un instante si almorsaret lo tiene claro yo me dejo llevar.

Bar L’Alcúdia – Esmorzaret – Cremaet

El Esmorzaret

Vitrina pequeña pero con lo justo y necesario, no hace falta más: buen producto, surtido bien seleccionado y bien trabajado. Unas tortillas finitas de cebolla, habas, y otra que no recuerdo coronában la vitrina y dejaban hueco hasta que salieran las de patatas. Capitá comboi optó por su clásico: tortilla de patatas, longaniza y pimiento verde (“no es precís res més”).

Esmorzaret al plato variado

Al centro una ensalada de tomate con cebolla traída directamente por los llauros de la huerta, unas olivas como en pocos sitios he probado y unos cacaus del collaret muy sabrosets con la cáscara recubierta de sal. (corazón)

Y llegó el momento del cremaet: ¡otra historia! nos lo sirvieron en vaso de barro y no os imagináis las ganas que tenía de probarlo de esta manera, en Valencia ciudad y alrededores no es tan típico tomarlo con este tipo de menaje pero si algo mantienen en la zona de Castellón es esta gran tradición, y la del cremaet tanga, que eleva la experiencia a su máxima potencia.

No hay nada que más me guste que aprender, descubrir y conectar con la esencia y tradiciones de los sitios, gracias capitá por enseñarnos lo esencial de esta gran tradición como es el almuerzo valenciano el cual comboia y genera germanor entre la gente.

Curiosidades

No tiene terraza pero tiene una calle dónde se juega a pilota valenciana.

Bar L’Alcúdia – Esmorzaret

La despedida

Si lo que te gusta es almorzar en los pueblos no te pierdas el esmorzaret del bar Casa Herminia o el del Casino del Perelló. Y en cambio si lo que te pierden son las barras con un buen surtido deberías visitar el bar nuevo Oslo, la Puerta del Mar o el Bar l’institut.

RESTAURANTE PALAU 11

Casco Antiguo, centro de Valencia, domingo y ganas de almorzar: la cosa está difícil

Domingo 10 a.m. Suena el teléfono:
Xavi de @tastaldaci : Joan el bar en el que hemos quedado está cerrado… ¿qué hacemos?.
Yo: mmmm… tenemos varias opciones pero hay que moverse de zona…
Xavi: aquí hay uno con unos obreros almorzando en la terraza (Restaurante Bar Palau 11).
Yo: nos la jugamos… voy para allá.

Había quedado con Xavi de tastal d’açí para almorzar por la zona, yo llegaba tarde, íbamos a un sitio recomendado pero resulta que estaba cerrado, podíamos movernos a otro barrio pero apostamos por quedarnos en el centro, Xavi encontró un bar, vacío pero con solera.

No teníamos ninguna referencia, era un antiguo bar de esos que parece que intentan captar a algún turista que pasea por la zona con un cartel de paella, era domingo estaba vacío pero había unos obreros almorzando en la terraza, así que nos arriesgamos y resulta que tenían en la barra un surtidito apañado, suerte la nuestra. Entre semana nos contaron que tienen más variedad pero en domingo la reducen.

Pedimos una tapa de sangre con cebolla y unos bocadillos de tortilla de patatas con pimientos y morcilla.

La Piula

El Restaurante La Piula es de aquellos bares en los que simplemente cruzando la puerta sabes que vas a comer bien, se percibe que llevan muchos años sirviendo a sus clientes y cuidando el producto.

Bocadillo calamares – La Piula – esmorzaret

Lo primero que oí de la Piula fue lo bueno que estaba su bocadillo de calamares, intenté en varias ocasiones acudir a almorzar, pero había un problema…. yo trabajo entre semana y únicamente sirven almuerzos de lunes a viernes así que opté por pedir un “esmorzaret a domicilio” para poder disfrutarlo en el trabajo, si queréis echad un vistazo al vídeo colgado en IGTV, aún con el traslado el almuerzo fue brutal, pero me quedé con las ganas de visitarlos y probar el bocadillo insitu y recién hecho.

El lugar es acogedor, buen trato y buen género, todos los días tienen un “bocadillo del día” que varía en función del día de la semana y únicamente tienen fijado uno que es el de calamares los viernes. El día que yo acudí tocaba el de brascada… y chicos… tengo que decir que es la mejor brascada que me he comido en un bar.

Brascada – La Piula – esmorzaret

Al ver que podía elegir entre dos bocatas elegí los dos, no me podía ir de allí sin probar ambos. Así que vamos por partes: el de calamares un espectáculo, calentito, pan de horno, un rebozado fino y poco aceitoso, calamares pequeños y con una de las cosas que más me gusta… patitas rebozadas escondidas cual huevos de pascua, de hecho reconozco que si veo alguna empiezo a buscarlas para comérmelas lo primero.

Gasto – bocadillo – La Piula – esmorzaret

Y para no morir en el intento de probar los dos bocadillos el de brascada me lo pedí pequeño, muy tierno y sabroso, es lo que tiene que hagan este bocadillo con ternera gallega, OMG.

El cierre del almuerzo lo hizo un cremaet muy rico. Calidad-Precio-Ambiente creo que es uno de los sitios más equilibrados con los que me he topado. El precio del almuerzo popular es 4,5€ y si se quiere cremaet un suplemento de 1€, yo me lo pedí, por supuesto…

Cremaet – La Piula – esmorzaret

La Piula

Bar El Casino Perelló

Si lo que buscas es un buen almuerzo marinero y ambiente de pueblo El Casino del Perelló es tu sitio.

Esmorzaret – Bar el Casino Perelló

Los casinos y ateneos tienen algo especial, están cargados de tradición, me encanta entrar en ellos y sentir como, normalmente, nuestros mayores pasan las tardes y mañanas leyendo el periódico, jugando al dominó o simplemente charlando. Son costumbres que estamos perdiendo y que deberíamos recuperar. Por suerte también mantienen una gran costumbre que es la del Esmorzaret Valenciano y gracias a ello he conocido este espacio.

Voy a tener que regresar porque cometí un fallo… no pedí una ensalada de tomate del Perelló, lo llevaba en mente pero me quedé obnibulado con todo lo que viene a continuación:

Arrancamos con unas aceitunas y piparras cuyo olor nos envolvió nada más dejarlas en la mesa. Azun nos dijo que podíamos pedir lo que quisiéramos que ella lo cocinaba, nos decantamos por producto del mar así que abrimos boca con unos boquerones espectaculares, un bocadillo de bacalao frito con pimientos fritos, el bacalao estaba en el punto exacto de sal y fritura, era enorme pero de lo bueno que estaba me lo tuve que terminar, también un bocadillo de puntilla que voy a recordar durante mucho tiempo, la puntilla parecía estar colocada minuciosamente dentro del bocata :).

Cerramos el almuerzo con unos cremaets, esta vez hice un I+D que aún no había probado, pedimos uno de ron y otro de Marie Brizard, el anís hace que licor sea transparente, estaba muy bueno pero si me tengo que quedar con uno me quedo con el cremaet de ron, será la costumbre.

Esmorzaret – Cremaets – Bar el Casino Perelló

Yo no sé el secreto de su rebozado y fritura pero lo que sí puedo decir es que me sentó fenomenal, con tanto producto frito pensaba que por la tarde tendría que tirar de almax y que no me podría mover, pero nada más lejos de la realidad, me sentó genial.

Al terminar nos dimos un paseo por la playa, por el mercado y compramos un pan quemado en un horno de la zona, ¡estaba espectacular!.

Esmorzaret también tiene Instagram así que si queréis estar al corriente mi día a día en materia de almuerzos no dudéis en echar un vistazo a Esmorzaret.

Bar Marvi

Bar Marvi – Esmorzart – Brascada y Bocadillo Rincón de la Talega

Si el @bar_marvi acumula tantos premios y reconocimientos será por algo… y tras probar su almuerzo (y varios platos más?) son premios más que merecidos, no voy a ser yo quien lleve la contraria. ⠀

Es un bar familiar de toda la vida en el que @tino_marvi cogió las riendas hace unos 10 años, desde entonces no han parado de innovar y buscar ese punch extra en cada plato. ⠀

Cuando voy a un sitio nuevo siempre sigo mi regla de oro: preguntar por el bocadillo o plato estrella… Pero como esta vez iba con gente de la casa me he dejado llevar con los ojos cerrados , ¡madre mía!, ha sido un esmorzaret BRUTAL, nivel 10 en la escala del disfrutón, además de lo que incluye el almuerzo popular hemos picoteado varios platos más: ⠀

– Gasto (cacaus, aceitunas, cebolletas).⠀
– Croquetas de blanco y negro.⠀
– Oreja a la plancha. ⠀
– Langostinos. ⠀
– Pulpo. ⠀
– Steaktartar. (Ganador del primer premio en el meatfestival 2019) ⠀
Bocadillos: Brascada de secreto ibérico y el Rincón de la Talega (chorizo, patatas, huevo y queso). ⠀

 

Taberna Valear

Esmorzaret – Taberna Valear

Que exista un lugar, en una de las calles más céntricas de Valencia, donde poder almorzar mezclando lo mejor de la gastronomía valenciana y lo mejor de la de las Islas Baleares hace que se me salten las lágrimas. ⠀

El asunto es muy loco porque en la @tabernavalear te encuentras una coca de trampó junto a unos altramussos, una sobrasada de porc negre junto a un buen magro con tomate o un cremaet junto a unas hierbas dulces.⠀

Coca de trampó y gasto en Taberna Valear

Al entrar me recibieron en la barra una sobrasada, una coca de trampó y una tortilla y eso tambaleó el propósito del día: probar el chivito que días antes había visto en instagram, así que lo único que podía hacer era adaptarme a la nueva situación: complementar el esmorzaret con un buen trozo de coca de trampó. Y como cualquier buen almuerzo valenciano no podían faltar los cacaus (en este caso pelados), las olivas y los altramuces.

Chivito – Taberna Valear

Ya sabéis que para mi el pan es fundamental y la harina no engaña así que si un pan de horno te deja las manos manchadas de harina la experiencia promete. ¡Y así fue! Uno de los mejores chivitos que he comido a pesar de no llevar huevo… supongo que se podrá incorporar (habrá que preguntárselo a Toni) pero bueno volvamos al lío, mirad si estaba bueno el bocata que no me di cuenta de la ausencia del huevo hasta el final. ⠀

ESPACIO

El espacio es moderno y acogedor pero con la esencia de una taberna, mesas altas y la cocina a la vista, baños pequeñitos en la planta de arriba.

A DESTACAR
?TABERNA VALEAR, Carrer de Cirilo Amorós, 82, 46004 Valencia⠀
☀️ Terraza pequeña y con pérgola.⠀
– Tienen surtido y carta. Puedes almorzar, comer y cenar. ⠀
– Lo mejor: El Chivito y la coca de trampó. ⠀
– Café: Cremaet. ⠀
Almuerzo popular 6€. ⠀
– Me queda pendiente probar su variat.⠀